miércoles, 26 de noviembre de 2008

Las leyendas de NAVARRA BY NIGTH.



Hola estimados puentesinos.
Aquí os pongo una leyenda relacionada con las crónicas de la campaña de Vampiro Edad oscura que estamos jugando durante este año en la asociación. Dentro de las crónicas de NAVARRA BY NIGTH.

Una buena historia que si cambiáis algunas cosas como Diablo por Demonio, Basajaun por Lupinos, San Miguel por Caninita con Camino del cielo,Obispo de Pamplona por príncipe Cainita y dragón por 6 en vicisitud pues encaja muy bien en las citadas crónicas.

Si no sabes de que va todo lo que he comentado arriba pues no te preocupes y lee la citada leyenda, una de las mas bonitas de Navarra.


La Leyenda de Teodosio de Goñi y San Miguel de Aralar.

En Navarra, antes de existir los reyes de Navarra , vivía en el valle de Goñi, un caballero llamado Teodosio, Buruzagia de la comarca, casado con Dña. Constanza de Butrón. Poco después de casarse, Teodosio tiene que abandonar su casa para dirigir la lucha contra los árabes.
Dña. Constanza quedó sola en su palacio con los padres de Teodosio, a los que tuvo la deferencia de hacerles dormir en la habitación señorial, pasando ella a otra más pequeña. Cuando Teodosio volvía victorioso a su castillo, se le apareció el diablo disfrazado de Basajaun ("El Señor de los Bosques") que le hizo creer que su mujer le engañaba con un criado.
Teodosio, fuera de sí, se lanza a galope hacia su casa. Al amanecer penetra en su palacio y se dirige decidido y enfurecido a su habitación matrimonial con la daga desenvainada. Entra en la alcoba y apuñala reiteradamente a las dos personas que dormían en su lecho convencido de que eran su esposa y el amante de ésta.
Creyendo haber vengado el agravio, sale de casa y sobrecogido se encuentra con su esposa que salía de misa, aterrado, conoce que quienes dormían en su cama y a quienes había asesinado eran sus padres. Atemorizado por el crimen, va a Pamplona a pedir perdón al Sr. Obispo quien, horrorizado, le envía a Roma para que sea le propio Papa quien le absuelva de su pecado.
Teodosio, arrepentido, va de peregrino a Roma y el Papa le absuelve, poniéndole como penitencia el arrastrar unas gruesas cadenas hasta que por un milagro divino se le desprendieran. Esto sería el signo inequívoco del perdón divino.
Teodosio, estando retirado en Aralar, un día vio salir de una sima un gran dragón que amenazaba con devorarlo. Teodosio, indefenso, cayó de rodillas e imploró la protección de S. Miguel, exclamando ¡San Miguel me valga! .
En aquel momento, entre gran estrépito, apareció el Arcángel, quien mostrando la cruz sobre su cabeza venció y mató al dragón al grito de ¡Quién como Dios! ¡Nor Jaungoikoa bezala!
En aquel mismo momento, Teodosio quedó libre de las cadenas, perdonado por Dios, que le dio una reliquia.
Ya libre volvió a su casa de Goñi donde le esperaba su esposa. Y ambos, agradecidos a Dios, erigieron un santuario al Arcángel en lo alto de Aralar, al que llamaron San Miguel in Excelsis.

Bueno espero que os haya gustado.
Y para los jugadores de la crónica espero que sea bastante indicativo de lo que les espera. Ya sabes mete un vampiro Tzimisce perverso, malvado, macabro, cruel, adorador de demonios y moldeador de carne en tu crónica para evitar el aburrimiento.
Ja ja ja ja.

1 comentario:

Matheo dijo...

Si esta crónica os está pareciendo buena esperad a que acabe de escribir para Cthulhu Edad Oscura "Amaia da Asiera" basada en la novela de Francisco Navarro Villoslada "Amaya o los vascos en el siglo VIII"
"-Soy mensajero de la cruz.
-Mi cruz es el lauburu; no quiero más.
-Sed cristiana, Amagoya, y para vos, y para mí, y para toda escualerría, las dos cruces serán una."