lunes, 28 de enero de 2008

Veinticinco

Veinticinco
Veintinco son las horas que tiene que tener un día para
poder dedicarse a escribir libros de rol. Este blog trata sobre el proceso de
escritura de este tipo de material, basándose en las experiencias de su
autor.


Así comienza la introducción que nos hace en su nuevo blog Pedro J. Ramos, autor de títulos como El Tesoro de la Desesperanza, Rindhare, Pater entre otros y responsable editorial de Fábulas o la nueva edición de Aquelarre entre otros tantos más (y añadir también que conocido por muchos aficionados a través de foros como el de NoSoloRol). Ha creado este sitio en el que relata sus peripecias como escritor de juegos y material rolero vario.
Ha comenzado con buen pie y gran acogida entre los aficionados y nos ofrece ya unos cuantos post sobre la manera de estructurar un libro o de las diferentes partes del proceso de edición. Para roleros como nosotros que también ansiamos escribir (aunque él sea un profesional y nosotros meros aficionados) nos vendrá muy bien la experiencia plasmada en este nuevo blog y nos ayudará, tal vez, a lanzarnos sobre el teclado para dar forma a ese juego o campaña que tenemos en mente.
Yo pienso visitarlo con frecuencia ya que me parece enriquecedora la idea de relatar paso a paso el proceso de creación que, a veces, es lo que se nos resiste a la hora de ponernos manos a la obra.

Veinticinco

Pues nada, Pedro J. a seguir así que, en mi opinión, has dado en el clavo con esta gran idea.

2 comentarios:

gonzalo dijo...

25?? Aún así me parecen pocas, porque además, ¿ quién puede vivir solo de escribir? Si encima tienes que tener otro trabajo que te mantenga, 25 horas no te sirve ni para empezar!

Anónimo dijo...

Hey¡ ni un post sobre juegos de estrategia¡ donde estan las hordas rusas, los turcos y su expansion africana o La gloria unificadora hispana frente al mal anglofilo¡¡ xD

enga un saludete