domingo, 18 de noviembre de 2007

Crónica de una muerte anunciada

La asociación Homo Ludens ha puesto fin a su existencia en la última asamblea que convocaron para tal fin. Esta disolución con tan sólo un voto en contra ya se venía mascando en la lista de correo de Homo Ludens. Es una pena pero tenía que suceder así.
La idea de esta asociación siempre me ha parecido buena. Englobar a todas las asociaciones roleras del Estado tal y como sucede en otros países para crear un ente conjuntado y con medios suficientes es algo que, en principio, tiene cierto atractivo. Lo malo es que nunca funcionó de verdad.
No hay que buscar culpables, los culpables somos todos por no haber apoyado más la iniciativa en su momento. Ahora, tal y como recogen en el comunicado de disolución, hay que desear mejor suerte a quienes recojan el testigo de esta idea.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que todos somos bastante vagos a la hora de apoyar estas ideas, pero luego no hay nadie que no se queje cuando no funcionan. Deberiamos darnos un tirón de orejas.

Adolfo. dijo...

yo hos lo doy