lunes, 8 de septiembre de 2008

Aventuras en guatemala




Este podría haber sido perfectamente el título de esta novela de aventuras publicada en la colección debolsillo de la editorial Random House Mondadori SA. Su autora es la profesora y escritora Yxta Maya Murray. La reina jade es la primera novela que se traduce al castellano y por lo que esta brujita ha podido leer tiene críticas para todos los gustos. La traducción corresponde a Gema Moral Bartolomé, que cosa rara, ha respetado el original del título (The Queen Jade). La acción arranca en Long Beach en el condado de Los Angeles (California) y muy pronto se traslada a una Guatemala devastada por los efectos del huracan Mitch entre octubre y noviembre de 1998. La desaparición de la Doctora Juana Sánchez sin dejar rastros anima a su hija, Lola Sánchez a abandonar su librería de Long Beach para ir en busca de su madre a las selvas de Guatemala. Al parecer su madre se habría internado en la zona del Petén para buscar una mítica joya maya conocida como la Reina Jade y que habría sido buscada desde que su poseedor decidió ocultarla tras dos laberintos en lo más profundo de la selva. El argumento permité viajar en el tiempo a través de la historia de los dos reyes mayas enfrentados por la joya, las cartas de Beatriz de la Cueva (fechadas en 1540), los escritos del aventuro alemán Alexander von Humboldt (1800) o los hipotéticos descubrimientos del anticuario guatemalteco Oscar Angel Tapia en torno a 1924. Las trayectorias cruzadas de los personajes que desarrollan la trama nos permiten conocer la convulsa historia del país desde 1960 hasta 1996, fecha en la que se firmaron los acuerdos de paz que pusieron fin la guerra civil entre el ejército y las fuerzas marxistas.

Lola Sánchez descubrirá cuáles son sus orígenes y tendrá que descifrar que se esconde tras la leyenda de la reina jade si quiere encontrar a su madre con vida. A esta brujita la historia le ha parecido interesante y por momentos le ha enganchado a sus páginas llenas de aventuras e intriga. La novela está condimentada con varios guiños a Dragones y Mazmorras, El señor de los anillos, Rune Quest, o Drácula. No conviene olvidar que la historia (ficticia pero con una gran ambientación realista) está escrita en primera persona y que su protagonista mira a su alrededor con los ojos de una estadounidense de orígenes mexicanos y guatemáltecos. Entre las ideas que pueden ser recicables en una partida de rol podemos destacar la clave que permite descifrar los Laberintos del Engaño y de la Virtud (muy ingeniosa) y por supuesto el chasco final que se llevan sus protagonistas, por no hablar de la perfecta descripción de la codicia y la ambición humana...