miércoles, 10 de octubre de 2007

Ha cerrado Capycua

Que este mundillo del rol está de capa caída ya lo sabemos desde hace tiempo. Poco a poco van cayendo unos y otros. Editoriales que desaparecen, revistas que dejan de publicarse, tiendas que ponen el cartel de cerrado de manera definitiva. No hay que buscar culpables aunque algunos apunten a los videojuegos. Hace poco escuché la frase "¡cuanto daño ha hecho el WoW al mundo del rol!" a modo de resumen de esta crisis. Una consecuencia de la falta de viabilidad económica de los juegos de rol (los de papel, claro) la encontramos en Pamplona. Más concretamente en el cierre de la librería Capycua, una de las decanas de este mundillo en la ciudad. Ya no volveremos a revolver entre las pilas de juegos y revistas descatalogadas para encontrar pequeños tesoros ni a "charlar" con Javier el taciturno dueño. Me siento un dinosaurio viendo como van desapareciendo los lugares que visitaba en mi juventud para comprar miniaturas y manuales de rol precisamente ahora que busco números (y sé que los tenía en esta librería) atrasados de revistas antiguas como mercenario, líder o nereid.Pero, como dice el poeta: es ley de vida, no somos nadie, es mejor así.

Espero que el vacío que nos deja esta desaparición sea suplido por alguna buena noticia.

5 comentarios:

Javier dijo...

No tenía ni idea de que había cerrado! Vaya disgusto me das! Conozco esa tienda desde hace más de 10 años y aunque es verdad que hace tiempo que no iba, no puedo dejar de encontrarme mal por su cierre. Son tantos recuerdos! Yo compré ahí mis primeros dados de rol! En fin, espero que el hueco que deja esa tienda se llene con algo bueno para nosotros.

S. E. E. Jesús dijo...

Pues sí, es una auténtica pena, y una señal inequívoca que esto no pinta muy bien para nuestro "hobby", tal como comenta J. M. en la entrada. Parece que tenemos los días contados!!!!!

Pasaba por aquí. dijo...

Bueno, para seros sinceros creo que nada puede cambiar la sensación de cruzar la mirada con tu master, tirar los dados, anotar en la hoja de papel... en fin, seré un nostálgico, pero mis mejores momentos en este mundillo los pasé en los años 85 a 95 del siglo pasado, parapetado tras una pantalla viendo sudar a mis jugadores, bien fuera en casas particulares, bien sea en el último piso de la Casa de la Juventud. En fin, sic transit gloria mundi, me he quedado sin comprarme el número de la revista Alea especial Tercios, que tenía localizado desde hacía meses y por pereza nunca me acerqué a comprar.

Anton dijo...

Vaya que sorpresa!!!!
hace un momento charlaba con un compañero de trabajo y le comentaba mis aventuras empresariales por Pamplona, los comienzos en el mundo de las cartas coleccionables (si a nadie le ofende me atribuiré la introducción de Magic en Pamplona)la afiliación de Capycua a Joc Internacional, los juegos de guerra, etc.
Así que en un alto en el trabajo gogleo un poco el nombre de Capycua y me encunetro con esta sorpresa.
Si, como alguno ya habreis adivinado soy Anton, propietario de capycua cuando estaba en la esquina de la plaza junto a la peluqueria y , modestamente, la persona que le dio el giro hacia los juegos de rol.
En fin que como dice otro comentario, todo pasa y todo evolucioona, esperemos que sea para mejor.
Un abrazo desde Andalucia y que no decaiga

Puente del Arga dijo...

Por aquí se acuerdan de cuando llevabas la tienda. Mis primeras miniaturas, juegos y parafernalia rolera me las vendiste en esa pequeña tienda que se llamaba Capycua. ¡Que nostalgia!