viernes, 5 de octubre de 2007

Escapada a Vitoria

Un rápido comentario sobre tiendas que visito siempre que voy a Vitoria. Esta ciudad está a sólo una hora de aquí y posee dos lugares (seguro que hay muchos más pero no los conozco muy bien) que son parada obligada para mi.

Uno es Caracola, una tienda de lo más friki con productos que van desde el manga hasta los peluches de diversas series de televisión y cómics. Está muy cerquita de la RENFE en la calle San Prudencio nº 5. Aquí me compré un Jack Skeleton con cabezas intercambiables que tienen diferentes expresiones. Lo sé, lo sé, demasiado friki.

La otra parada es Ronin una tiendecita especializada en Heroclix, Horrorclix y todoslosdemásclix que existan. También tienen un montón de juegos de rol, cómics y revistas relacionadas. Mi última frikada fue comprarme más nosequéclix con los que no jugaré nunca pero me gusta tener y, no sé el motivo de esta compulsión ya que ni siquiera están bien pintados.

Por cierto que pude ver la revista Alea en los estantes y no me la compré a pesar de que trataba y traía un wargame sobre la primera guerra carlista. Me hizo mucha ilusión ya que hace mucho tiempo que no veía esta publicación de la que poseo incontables números de aquella época dorada de las revistas roleras. Ahora mismo me estoy tirando de los pelos por no haberla adquirido. Bueno, a lo que voy, la librería Ronin está en la calle Pintor Jesús Apellaniz nº 3 y merece la pena pasarse por ella si estáis por Siberia-Gasteiz.

Tengo que hacer otro post sobre las revistas roleras esas de las que hablo de vez en cuando. Es que en esos tiempos lo de internet no estaba tan extendido o puede que fuese inexistente. Es que uno ya peina canas por así decirlo.

1 comentario:

Fernando dijo...

Si te consuela yo tambén he comprado algunos heroclix que tampoco uso y es cierto que no están bien pintados. Supongo que ver a Batman o a Superman en una peana te impulsa irracionalmente a comprarlos aunque luego digas: Para que leches los he comprado?